Decora con plantas carnivoras

Decora con plantas carnivoras

Venus atrapamoscas, sarracenias, droseras, nepentes… son plantas carnívoras fascinantes.

Sus trampas para cazar insectos son puro ingenio, pero además son de una rara belleza.

Conócelas un poco más.

 

Acebos, leucothoes y skimmias: notas de color rojo en el jardín

Acebos, leucothoes y skimmias: notas de color rojo en el jardín

A medida que avanza noviembre y la Naturaleza entra gradualmente en reposo, las notas rojas de las bayas de los acebos, los botones florales de las skimmias y el follaje de los leucothoes anticipan la cercana Navidad.

Pero además actúan como foco de interés en los espacios al aire libre en vibrante contraste con las ramas desnudas de las caducifolias y los verdes de las perennes.

Con una escala cromática que va del rosa al rojo más brillante y el púrpura, estas plantas rústicas son capaces de animar el jardín y la terraza en los días a menudo grises y fríos del final del otoño y el inicio del invierno.

Incluso entre los copos de nieve. Acebos, skimmias y leucothoes forman la colección Red Garden Plants, protagonista de noviembre del Flower Council of Holland.

 

Cómo sacarles el mayor partido

Como ejemplares únicos, estos arbustos son capaces de ejercer un gran protagonismo.

Sin embargo, cuando se combinan en grupos jugando con las alturas y texturas es como se consigue de ellos un mayor lucimiento.

Para darles un aire más contemporáneo y sostenible se pueden colocar en contenedores de aspecto industrial —bidones, barriles, contenedores de zinc— de color negro, blanco, gris, marrón, azul mate, que contrapesen su poderoso juego de verdes y rojos.

 

Los cuidados imprescindibles

• Posición: Los acebos han de situarse en sombra parcial en un lugar muy luminoso, o a pleno sol, sobre todo los variegados.

Las skimmias necesitan sombra y los leucothoes, sombra parcial con un par de horas de sol para conservar el color del follaje.

• Sustrato: Las tres prefieren los sustratos húmedos (no encharcados), medianamente ricos, levemente ácidos, y sobre todo con buen drenaje.

Los leucothoes precisan un suelo moderadamente ácido, ya que pertenecen a la familia de las Ericáceas.

• Riego: Deben recibir agua de forma regular; más abundante los leucothoes.

No llevan bien la sequía ni tampoco los suelos empapados.

• Poda: No necesitan. Además, podría tener consecuencias en la formación de flores y bayas.

En el caso de los leucothoes, de hacerse, debería ser tras la floración, en junio.


Los acebos

El acebo más conocido es el Ilex aquifolium, cuyas ramas llenas de bayas rojas entre el follaje brillante y espinoso son tradicionalmente un símbolo de la Navidad.

Este arbolito que en el suelo del jardín puede alcanzar fácilmente entre tres y seis metros de altura es nativo de Europa occidental y meridional.

En la mitad norte de la Península suelen encontrarse ejemplares silvestres en la umbría de los hayedos, robledales, pinares e incluso encinares, donde sus bayas desempeñan una función de alto valor biológico.

Es una especie protegida, de ahí la importancia de adquirir acebos procedentes de viveros.

El Flower Council incluye también en su colección de plantas rojas el Ilex x meserveae, un híbrido procedente de Estados Unidos, donde recibe el nombre blue holly, acebo azul.

Es más pequeño y de desarrollo arbustivo, ideal para tiestos por su porte abierto.

Uno de los cultivares más populares es ‘Blue Princess’, que produce una abundante floración en primavera seguida de copiosas bayas en otoño.

En las fotos aparecen también las largas ramas desnudas y cargadas de bayas del Ilex verticillata, un acebo arbustivo caducifolio que alcanza su mayor lucimiento cuando pierde las hojas.

Los acebos son dioicos, por lo tanto las bayas solo se dan en los pies femeninos. En los viveros encontrarás numerosos cultivares machos y hembras con sus propias cualidades ornamentales.

En general son plantas de lento crecimiento. Llevan mal los trasplantes.


Los leucothoes

Existen numerosas especies y cultivares de Leucothoe, todos con una característica común: cuando empieza a hacer frío, su brillante follaje cambia del verde al amarillo, rosa, rojo o púrpura y permanecen así hasta que vuelven los días cálidos en primavera.

De mayo a julio, estos arbustos producen flores blancas olorosas en delicados racimos colgantes.

Existen atractivas variedades como ‘Zeblid’ o ‘Scarletta’, que desarrolla entre uno y 1,5 metros de altura y 1,50-2,50 metros de diámetro; los compactos ‘Little Flames’, de brotes nuevos escarlatas, y ‘Carinella’, cuyas lustrosas hojas se tiñen de color burdeos, ambos de apenas medio metro de altura y 30 centímetros de diámetro, y ‘Royal Ruby’, de tallos rojos y hojas de un tono entre teja y marrón.

También hay cultivares de hojas rizadas, como ‘Curly Red’ y ‘Twisting Red’. Los leucothoes son plantas de lento crecimiento.


Las skimmias

Entre el follaje coriáceo verde oscuro de las skimmias (Skimmia japonica) surgen en noviembre diminutos botones florales de color púpura, rojo, rosado o dorado.

Parecen pequeñísimas bayas pero son simplemente flores que se abrirán en forma de diminutas estrellas blancas al llegar la primavera.

La silueta redondeada y compacta de las matas convierte a las skimmias en plantas ideales para tiestos.

Entre los cultivares más espectaculares que encontrarás en los centros de jardinería figuran ‘Rubella’, que emite multitud de densos ramilletes de botones rojos entre hojas que adquieren tonos rojizos en invierno, ‘Rubinetta’, ‘Rubesta’, ‘Red Dwarf’ y ‘Magic Marlot’, de follaje variegado.

También encontrarás skimmias que producen llamativas bayas rojas (‘Pabella’) o blancas (‘Alba’), que persisten en las plantas todo el invierno.

 

Abetos naturales para decorar la Navidad

Abetos naturales para decorar la Navidad

Salimos en defensa de los árboles naturales para decorar la Navidad y queremos explicaros por qué es falso el mito de que son antiecológicos.

Estos abetos se plantan para este fin, creando trabajo y reactivando zonas rurales.

Pasadas las fiestas pueden servir para repoblar jardines públicos, zonas necesitadas de pulmón verde, o por qué no, para ocupar un lugar en tu jardín.

abeto-navidad-natural

Incluso si te has descuidado y no sobrevive, servirá de abono para otras plantaciones.

¡Cómpralos con raíz en Centro de Jardinería Sánchez!

 

Tareas del Jardín en Diciembre

Tareas del Jardín en Diciembre

Diciembre es un mes que requiere de menos actividad en nuestro jardín, si bien siempre habrá trabajo que hacer a la hora de cuidar nuestras plantas, arbustos y árboles.

Es un mes ideal para hacer balance de lo realizado durante este año y planificar las tareas de los próximos meses.

La planificación siempre es buena y en lo relacionado con las tareas del jardín no es una excepción.

Que tengamos menos actividad en comparación con otros meses del año no significa que bajemos la guardia.

Diciembre es un mes en el que comienza el frío más severo y las heladas amenazan la integridad de nuestras plantas.

 

EL JARDÍN

Si tenemos un abeto en nuestro jardín este mes es el adecuado para decorarlo para la Navidad.

arbol-de-navidad-jardin-decoracion

Por motivos de seguridad nos aseguraremos de que la instalación eléctrica es la adecuada (debe ser estanca).

Diciembre también es un buen mes para plantar arbustos y árboles a raíz desnuda. Regaremos bien después de plantarlos y durante las siguientes semanas.

Podar los árboles y arbustos de hoja caduca que se encuentren en reposo vegetativo, así como las plantas trepadoras que lo necesiten.

En este caso, si las trepadoras están entutoradas, las desenredaremos del tutor, podamos y las volveremos a enredar.

procesionaria-del-pino

Este mes requerirá disminuir sensiblemente la frecuencia de riego (salvo excepciones) y evitaremos que las plantas lleguen mojadas a la noche, por el riesgo de heladas.

El frío y, sobretodo, la humedad son alidados de los hongos.

Algunas especies de palmeras son más delicadas y sensibles a las heladas. En este caso las podemos proteger recojiendo sus hojas y envolviendo el conjunto con cañizo.

Es un buen mes para combatir la procesionaria del pino ya que las orugas se encuentran en sus nidos y son fáciles de identificar.

 

EL HUERTO

Es momento de plantar frutales a raíz desnuda, regándolos bien tras la plantación y durante las semanas siguientes.

Si tenemos un naranjo o mandarino en nuestro jardín este mes es ideal para recolectar sus frutos.

También es un buen momento para plantar ajos y si donde vivimos no hace mucho frío también podemos plantar habas.

tuneles-plastico-antiheladas-diciembre

Túnel de plástico para proteger de las heladas

Para evitar el riesgo de heladas, es conveniente proteger los cultivos con mucha paja, mallas anti-heladas o túneles de plástico.

Aportar compost sobre la tierra también protegerá nuestro huerto con su efecto mulching.

 

LAS PLANTAS DE INTERIOR

Es el mes de la Poinsettia o Flor de Pascua, la planta navideña por excelencia. Podemos comprarlas de diferentes colores: el clásico rojo, amarillo, blanco, jaspeado…

No hay que regarlas mucho y las ubicaremos en un lugar donde reciban suficiente luz solar, eso sí, evitando los rayos solares directos pues pueden quemar sus brácteas.

En general, en este mes de diciembre (y el resto del invierno) evitemos colocar nuestras plantas cerca de radiadores y lugares donde hayan corrientes de aire (aire acondicionado).

Uno de los enemigos de las plantas de interior son los cambios bruscos de temperatura. Siempre que sea posible, tratemos de mantener una temperatura estable en nuestro hogar.

poinsettia

El riego, en general, escaso. Mejor regar por absorción, colocando nuestras plantas encima de un plato para que vayan absorviendo el agua y evitemos así que las raíces se pudran.

Estos meses invernales es fácil que la luz solar incida menos en nuestro hogar.

Si notamos eso, reubiquemos nuestras plantas en lugares donde reciban más horas de luz al día.

 

EL CÉSPED

No es un mes ideal para cortar nuestro césped, pero si lo hacemos debemos cortarlo más alto y la siega más distanciadas.

Disminuir el riego y, al igual que las plantas del jardín, evitar que llegue mojado a la noche para evitar el riesgo de helada.

rastrillar-cesped-hojas-diciembre

Disminuiremos también el abonado y cuando lo hagamos, utilizar un abono rico en potasio para fortalecer nuestro césped cara el invierno.

Rastrillar las hojas que se hayan caído a fin de mantener el césped siempre limpio y evitar que se estropee.

Y recuerda…

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez. Vive en tu jardín.

 

Tareas del jardín en noviembre

Tareas del jardín en noviembre

Ventoso y frío, noviembre es un mes que exige tomar precauciones, sobre todo con las especies más delicadas y las recién plantadas.

La naturaleza está entrando en reposo, pero todavía hay mucho que hacer en el jardín, la terraza y el huerto.

 

Tareas generales del mes

Plantaciones y trasplantes. El mejor momento para plantar o trasplantar —si la especie lo permite— los árboles y arbustos caducifolios (rosales incluidos) es cuando han perdido el follaje, especialmente si es a raíz desnuda.

Poda. En noviembre toca recortar las ramas secas o mal orientadas de algunas trepadoras (rosales trepadores incluidos), frutales (manzanos y perales) y árboles desnudos; unta las heridas con pasta cicatrizante para prevenir el ataque de plagas y enfermedades.

También puedes efectuar la prepoda de los rosales de pie, siempre que no estén dando flores.

Acolchado. Protege las raíces de las plantas más delicadas con cinco a 10 centímetros de corteza de pino o paja.

Riego. Suspende el riego del jardín, salvo si el tiempo se presenta muy seco, pero continúa regando los tiestos de la terraza, aunque con menor frecuencia. Vacía, desmonta y recoge el sistema de riego (o cúbrelo con arpillera o plástico) y la manguera para que las heladas no los estropeen.

Abonado. No debes aplicar abono hasta la primavera, a excepción de las plantas de flor de temporada.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Protege del frío los ejemplares más sensibles

Cuando las temperaturas bajan de 6º, muchos árboles y arbustos recién plantados o delicados pueden empezar a sufrir daños. Deben ser protegidos con mallas, fundas o mantos de hibernación.

Sujeciones contra el viento

Noviembre es un mes especialmente ventoso. Coloca tutores firmes a los ejemplares nuevos o más débiles, amarrados de tal forma que no dañen la corteza. Las sujeciones de las trepadoras también necesitan una revisión.

Cítricos a salvo de las heladas

Si cultivas cítricos en la terraza o el porche, llévalos a cubierto o cúbrelos con una funda de hibernación, especialmente si son limoneros, naranjos y mandarinos, que soportan peor las heladas.

Las palmeras menos rústicas, bien abrigadas

Hay palmeras capaces de soportar temperaturas extremas, pero muchas otras sufren daños a causa del frío y las heladas.

Lleva hacia arriba las palmas, átalas y rodéalas con una esterilla o arpillera. También puedes utilizar lana o estopa y paja para proteger el cogollo. Acolcha el suelo para proteger las raíces.

 

Plantas de flor

Poda y multiplica tus vivaces

Aprovecha para dar forma a los geranios, felicias, asteriscos y ajanias cortando las ramas más alargadas; puedes utilizarlas para obtener esquejes y multiplicar los ejemplares. Y divide las matas de phlox (no todos los años).

Deja en pie las que aun secas conservan su belleza ya sea porque exhiben corolas secas o cabezas de semillas atractivas, así como las gramíneas ornamentales.

Gramíneas en su apogeo

A lo largo del otoño y el invierno, el dorado de las gramíneas ornamentales cobra un especial protagonismo en los jardines, ya sea en plantaciones monoculturales o mezcladas con vivaces de floración otoñal como sédums, ásteres, brezos, milenramas (Achillea millefolium) y Verbena bonariensis.

Déjalas en pie hasta el final del invierno, que es cuando se deben cortar al ras para que rebroten con fuerza en primavera.

Acolcha las raíces

Si no lo has hecho en octubre, no dejes de colocar una capa de mulching para abrigar las raíces en jardines y tiestos. Utiliza corteza de pino, paja, incluso compost.

 

Plantas de interior

Planta los bulbos forzados

Si entierras ahora los bulbos forzados de amarilis y jacintos tendrás flores por Navidad. El tiesto debe ser solo un poquito mayor que el bulbo; entiérralo dejando unos dos tercios al aire.

Humedad sí, pero poco riego

El aporte de agua debe disminuir, no así la humedad ambiental: pulveriza el follaje a menudo con agua destilada para compensar el efecto de la calefacción.

Escurre los platitos con guijarros y el centro de las bromelias. Acerca las plantas a las ventanas para que reciban más luz.

Dales menos abono

Sigue abonándolas, aunque más espaciadamente o aplicando dosis más bajas.

 

El Huerto

Mucho que cosechar

En el mes de Halloween, las calabazas están a punto, pero también muchas otras hortalizas de invierno: lombardas, coliflores, coles, coles de Bruselas, nabos, endivias, apios, puerros…

Cultivos bien protegidos

Campanas transparentes, túneles, mantas térmicas e invernaderos que se instalan sobre el terreno te ayudarán a proteger algunos cultivos del frío, la lluvia y las heladas, sobre todo los que están brotando, los planteles que acabas de repicar, o los que son poco resistentes al frío, como las coliflores.

Coles y lombardas, por el contrario resisten muy bien el rigor invernal.

Siembras de noviembre

Durante este mes puedes sembrar directamente en el terreno acelga, espinaca y zanahoria… y repicar plantones de lechugas de invierno, nabos y puerros.

 

El césped

Un césped limpio de hojas secas

Este mes, el césped no necesita riegos, salvo que la lluvia sea escasa.

Tampoco conviene segarla.

Bastará con que rastrillees las hojas secas al menos una vez a la semana: la hojarasca en combinación con la humedad producen un excelente caldo de cultivo para plagas y enfermedades.

Aprovecha las hojas para el compostaje.