Planta del mes: la madreselva

Planta del mes: la madreselva

La Madreselva (Lonicera caprifolium) es una planta perteneciente a la familia botánica Caprifoliaceae, y es originaria de Europa meridional.

Características

Es un un arbusto trepador de rápido crecimiento que tiene las hojas perennes, con forma oval, glaucas y brillantes por debajo.

Florece durante la primavera, desprendiendo un aroma muy agradable, sobretodo por la noche. Sus flores pueden ser amarillas, blancas o rojas. El fruto es una baya anaranjada o rojiza que, aunque pueda aparentar tener muy buena pinta, en realidad no es comestible.

La madreselva es una trepadora excelente para tener en los jardines. Gracias a su reducido tamaño y a ser una planta siempreverde, hará que el rincón se vea muy bonito, exótico incluso cuando esté llena de flores.

Las flores de la madreselva tienen interesantes propiedades medicinales. Se han utilizado y se utilizan hoy día para aliviar los síntomas de: gripe, infecciones respiratorias, hepatitis, reuma. Además, también ayudan a dormir y a estar más tranquilos.

Donde ubicarla

Hay que protegerla del sol directo. Necesita mucha luz, pero que le llegue filtrada. Estando expuesta directamente al sol su crecimiento es prácticamente nulo, y puede acabar sin hojas a menos que se le ponga una malla de sombreo por encima para evitar que sufra una insolación.

Resiste sin problemas las heladas de hasta -15ºC.

Importante colocarla cerca de alguna superficie por donde pueda trepar, como un árbol, una pérgola o una celosía.

 

El riego

El riego será regular, evitando el encharcamiento. Tolera mejor la sequía que un suelo permanentemente húmedo. Por ello, se recomienda regar cada 3 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

Usar preferentemente agua de lluvia, pero si no puedes conseguirla, llena un cubo con agua del grifo y déjalo reposar durante una noche. Al día siguiente podrás usar la que esté en la mitad superior del cubo.


Poda

Esta es una planta que necesita podarse de vez en cuando para que tenga una forma tupida. Hay que hacerlo en primavera, antes de que reanude su crecimiento, con la ayuda de unas tijeras podadoras, y siempre y cuando tenga una altura mínima de 60cm.

 

Tareas del jardín en junio

Tareas del jardín en junio

Con sus calores todavía suaves, junio permite hacer mucha vida al aire libre en el jardín o la terraza. Las plantas están radiantes, pero hay que protegerlas de la competencia de plagas y malas hierbas.

 

TAREAS GENERALES DEL MES

Prestar atención al binomio temperatura-lluvias y vigilar la irrupción de las plagas son las tareas más importantes que las plantas ornamentales y del huerto demandan este mes.

Controlar las plagas y enfermedades. Mantén la vigilancia aunque hayas realizado tratamientos preventivos. Apenas veas que han hecho acto de presencia toma medidas inmediatamente. En tu centro de jardinería te aconsejarán. Existen múltiples recursos para combatirlos, desde remedios caseros a fitosanitarios ecológicos y control biológico de plagas.

Eliminar las malas hierbas. Compiten con las plantas del jardín y el huerto por el agua, la luz y los nutrientes. Elimínalas antes de que semillen. Erradicarlas garantiza un jardín más sano y aseado.

Vigilar el riego. El calor empieza a apretar en algunas zonas de España y las plantas necesitan mucha más agua. No te descuides con el riego, sobre todo si no llueve, hace viento o mucho calor.

Recuerda que las plantas que viven en tiestos están más expuestas a las consecuencias de la falta de agua. Evita mojar las hojas y las flores y dirige el chorro al sustrato (y no al cuello de las plantas).

El riego automático te quitará trabajo y ahorrarás tiempo y dinero: utiliza aspersores bien solapados para el césped, y goteo para los parterres, macizos, setos y huerto, así como en las jardineras y tiestos de la terraza.

Abonar. Plantas de flor, plantas verdes de interior, hortícolas y césped deben recibir su ración de nutrientes.

Acolchar el suelo. Una capa de cortezas, bolitas de arcilla o piedra volcánica ayudará a mantener la humedad del suelo y contribuirá al control de las malas hierbas.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Recortar setos y topiarios

Los setos y figuras topiarias deben repasarse ahora que están brotando hojas nuevas, para que ganen densidad y no pierdan forma. Es el caso del boj, aligustre, arizónica, tuya, tejo, pero también de los que ya han dado flor.

boj

Toca lo necesario los que estén en plena floración o vayan a dar bayas en otoño (las piracantas, por ejemplo).

Podar los arbustos que ya hayan dado flor

Solo si fuera necesario (no es imprescindible ni obligatorio), poda las glicinias, lilos, forsitias, camelias, membrilleros del Japón, espíreas, es decir, los arbustos y trepadoras que han florecido al comienzo de la primavera.

Guiar y sujetar las trepadoras

Las trepadoras de tallos volubles o vigoroso crecimiento (glicinias, bignonias, clemátides), que están en plena floración o emitiendo tallos y hojas, deben ser guiadas y sujetadas a su soporte.

Las sujeciones antiguas deben ser revisadas. Así evitarás que se enmarañen o las venza el peso. Si se desarrollan demasiado a lo mejor tienes que recortarlas, en ese caso asesórate sobre cómo conviene hacerlo según la especie.

 

Plantas de flor

Para llenar el jardín y los tiestos de la terraza de color, nada mejor que las vivaces y plantas de temporada: geranios y gitanillas,petunias, alegrías guineanas (Impatiens hawkeri), gazanias, calibrachoas, coreopsis, messem, begonias de flor y muchas clases de margaritas están en su apogeo.

Solo tienes que pasarte por tu centro de jardinería y escoger.

Prepara los parterres y tiestos: retira los bulbos de primavera, mulle bien la tierra, elimina las malas hierbas y mézclala con abono orgánico.

abono-especifico-plantas-con-flor

Para que la producción floral de tus vivaces y anuales sea abundante y se prolongue mucho tiempo dales abono especial para plantas de flor, pinza las flores marchitas y secas.

Riégalas periódicamente. Intenta no mojar las flores, especialmente las que son muy densas, como los geranios y claveles. Evita los encharcamientos.

 

Plantas de interior

Tus palmeras necesitan sustrato nuevo

Cada dos a tres años, tu areca, chamaedorea, livistona, agradecerán que se les renueva la capa superior del sustrato. Retira los primeros cinco centímetros de tierra, con cuidado de no herir las raíces, y reemplázalo por uno nuevo.

Si el tamaño de la palmera lo permite, cada dos o tres años cámbiales totalmente el sustrato; mayo y junio son los meses ideales para hacerlo; la excepción es la kentia, que sufre mucho con los trasplantes.

kentias

Las temperaturas de mayo y junio propician la emisión de numerosas raíces, lo que favorecerá el arraigo. Ata las palmas para que no se quiebren durante el proceso y protégelas. Si humedeces el cepellón te resultará más fácil extraerlas del tiesto; intenta que no se deshaga, de modo que no lo satures de agua.

Procúrales más humedad ambiental

La falta de humedad provoca resecamiento o puntas quemadas en las hojas de las plantas de interior, especialmente aglaonemas, begonias rex, calateas, drácenas, alocasias, palmeras en general, especies de origen tropical en su inmensa mayoría.

Con la ayuda de un humidificador o de pulverizaciones frecuentes con agua descalcificada o destilada podrás proporcionarles bienestar; no mojes las flores ni las hojas si son pubescentes. Si las agrupas, contribuirás a que se genere un microclima más húmedo.

 

Huerto

De tu huerto a tu mesa

Fresas, pepinos y lechugas de ciclo primaveral están en su momento más apetitoso, ¡disfrútalas! Si sembraste zanahorias y remolachas en marzo, o calabacines y rabanitos en abril, ya puedes cosecharlos también. Recoge las judías verdes antes de que granen.

Colocar tutores a las tomateras

Si en mayo has llevado los plantones de tomateras al terreno, ya es momento de colocarles tutores o sujetarlos a un soporte o enrejado para que la planta se desarrolle mejor y obtengas unos tomates de mayor calidad.

Conviene eliminar los brotes laterales y dejar uno o dos tallos principales para conseguir frutos de mayor calidad.

Aligerar los frutales

Para que la cosecha sea de mayor calidad y más abundante conviene que descargues ahora las ramas de los ciruelos, melocotoneros, albaricoqueros, manzanos, perales… eliminando selectivamente los frutos más pequeños y deformes.

Además, le evitarás al árbol el riesgo de que se le parta una rama por exceso de peso.

 

El césped

Una cuidada ‘alfombra verde’

Para contrarrestar el efecto del calor, el pisoteo continuo y la aparición de malas hierbas, siega la hierba una vez por semana o cada 10 días.

Riégala diariamente si no llueve.

Existen mezclas de semillas y variedades de cespitosas más adaptadas al clima de la meseta o la costa mediterránea y que, por tanto, demandan mucho menos trabajo.

Recuerda que en Centro de Jardinería Sánchez dispondrás de todo lo que necesitas para el cuidado de tu jardín.

¡Te esperamos!

Jardinería Sánchez, vive en tu jardín.

Crea tu propio huerto en casa

Crea tu propio huerto en casa

Tener un huerto en casa, cultivar nuestras propias verduras y hortalizas y llevar a la mesa los frutos de las plantas que hemos cuidado con mimo y constancia durante meses es una experiencia única e inigualable.

¿Cómo crear un huerto en nuestra casa, incluso si disponemos de poco espacio? ¿Qué herramientas necesitamos? ¿Qué beneficios aportará a nosotros y a nuestra familia disponer de un huerto en casa?

 

Paso a paso para crear un huerto en casa

Necesitamos luz. Necesitamos encontrar un espacio con la mayor y continua exposición al sol. Para las hortalizas mínimo debería de ser entre 5 y 6 horas de sol directas al día.

La orientación importa mucho. Para España, lo ideal es Suroeste o Sur para la mayoría de las hortalizas y, para verduras de hoja, lechuga, berro, rúcula, aromáticas, etc) con tres o cuatro horas al día de sol van bien.

Necesidad de agua. Necesitamos ubicar la huerta en una zona que tengamos acceso a una toma de agua; o sea para regar o conectar el sistema de riego y goteo.

El elemento principal: buena materia orgánica. La materia orgánica que cubre tu suelo es fundamental, asegura la “vida biológica” del suelo. Es decir, la presencia de una gran diversidad de microorganismos que lo habitan y se alimentan, tanto en la superficie como en el subsuelo.

La mayoría de los árboles frutales, plantas aromáticas, hortícolas y condimentarías que cultivamos en la huerta orgánica «son de fácil crecimiento» pero necesitarán una tierra fértil, con nutrientes, mullida y con capacidad para retener el agua.

 

¿Qué herramientas son necesarias?

Azadilla de lanza. Sirve para retirar restos vegetales y las malas hierbas, remover la tierra, airear. Hay para niños.

Azadilla de horquilla o escardillo. Sirve para cavar, remover la tierra, romper los terrones y escardar malas raíces y hierbas.

Cultivador. Sirve para arañar la superficie y airearla.

Palita o trasplantador. Podremos abrir agujeros para plantar semillas y plantones.

Rastrillo de mango. Prácticamente sirve para todo, pero con la principal función de arrastrar restos vegetales.

Capazo y guantes. Los capazos son muy útiles para trasplantar y mover tierra de un lugar a otro. Protegernos las manos siempre va bien, y los guantes son la mejor opción para los huertos familiares, mira que sean un poco gruesos.


Beneficios de tener un huerto urbano

Porque mejora tu calidad de vida, en todos los aspectos.

Disfrutarás de un espacio verde en casa, dispondrás de un recurso educativo sin igual para aprender constantemente cosas nuevas con tus hijos, y llevarás a la mesa productos sanos cultivados con tus propias manos.

Además:

Un huerto aporta colorido y acerca la naturaleza a tu hogar. Te ayuda a afrontar el estrés cotidiano (¡será tu oasis de tranquilidad!).

Mejora la alimentación de tu familia, con productos sanos y naturales que recolectarás en tu propia casa, sabiendo de dónde proceden y cómo han sido cuidados.

Ofrece una oportunidad única de reforzar valores como la constancia, el respeto por la naturaleza, el esfuerzo… ¡Y todo ello, con una recompensa tangible y sabrosa!

 

En Centro de Jardinería Sánchez encontrarás todo lo necesario para crear y mantener tu huerto en casa. Tierra abonada de calidad, abonos, fertilizantes, herramientas y mesas de cultivo, plantel…

¡Te esperamos!

 

 

 

La hortensia: características y cuidados

La hortensia: características y cuidados

De origen asiático, las hortensias son plantas que llegaron a Europa hace siglos y que supieron adaptarse perfectamente al viejo continente.

Crecen en forma de enredadera y tienen unas hojas y flores bastante grandes. Además, las flores son muy coloridas y tienen un agradable aroma.

Las más comunes son las de flor blanca, seguidas de las de flor rosa y las menos habitual es la hortensia azul, de un delicado y único color, por lo que suele resultar la más preciada.

Las hortensias admiten una gran variedad de usos: viven bien en maceta en terrazas y patios e incluso dentro de casa, y reinan en los jardines como ejemplares aislados o en macizos bajo la sombra ligera de los árboles.


Cuidados de las hortensias

En la Cornisa Cantábrica las hortensias pueden vivir bien al sol, aunque su lugar ideal es al pie de los árboles caducifolios, donde no solo obtienen algo de sombra sino también un suelo fértil, fresco, blando y bien drenado.

En el resto de España, la semisombra e incluso la sombra, siempre que sea luminosa, son obligadas para evitar que las abrase el sol y las heladas tardías estropeen los brotes.

Cubrir el suelo con un acolchado de abono orgánico es una buena práctica: contribuye a mantener la humedad del sustrato y les proporciona al mismo tiempo los nutrientes que necesitan.

Rechazan los suelos secos y no toleran la sequía. Su única y gran exigencia es disponer de agua de forma regular, preferentemente de lluvia o libre de cal.

Lo más conveniente es instalar riego por goteo para que no se mojen las hojas y las densas corolas.

Si las hortensias del jardín disponen de un suelo rico bajo los árboles caducifolios o se ha acolchado el suelo con compost no precisarán aportes extra de abono.

Los ejemplares en tiesto, en cambio, necesitarán al plantarlos que se les aporte tierra de castaño o sustrato para acidófilas, y abono orgánico de liberación lenta, ya sea compostado o granulado, o especial para hortensias.

Estas plantas son bastante resistentes a las plagas. Solo hay que mantener a raya a los caracoles y babosas, que perforan las hojas.

Las hortensias no exigen muchos cuidados, excepto la poda en algunas especies.

 

 

Tareas del jardín en mayo

Tareas del jardín en mayo

Mayo el mes de las flores. Hay muchas y de todos los colores: geranios, margaritas, petunias, claveles. El agua el alimento básico para que brillen en el jardín.

 

PLANTAS DE EXTERIOR / JARDÍN

  • Retirar las malas hierbas con regularidad. Aplicar eventualmente herbecida selectivo en las persistentes.
  • Eliminar las flores marchitas y recortar los tallos largos y delgados para conseguir desarrollos densos y compactos y así, evitarás torceduras.
  • Controlar caracoles y babosas.
  • Abonar las plantas de arriate, arbustos y setos.
  • Cuidado con los minadores. Atacan, sobre todo, a los ejemplares de madera blanda, aunque lo primero antes de tratar los daños producidos es desinfectar el suelo.

  • En Mayo ya no es tiempo de plantar árboles o arbustos a raíz desnuda o cepellón, pero sí en recipiente. Mientras, los arbustos en flor seguirán con color si los nutres bien.
  • Planta bulbos y tubérculos de verano: gladiolos, calas, dalias… Ponlos a pleno sol. También puedes sembrar al aire libre las vivaces y anuales: amapolas, campánulas, violetas, claveles, caléndulas, girasoles…
  • En cuanto a las rosas, sus tiernos capullos pueden sufrir el ataque de pulgón, mientras que los brotes corren el riesgo de recubrirse con el polvillo blanco característico del oídio. Trata el primero con un insecticida antipulgón, y, el segundo, con un fungicida antioídio.

 

PLANTAS DE INTERIOR

  • Plantación de esquejes: potos, alegrías…
  • Abonar es muy importante.

  • Riego con frecuencia y pulverizar para aumentar la humedad ambiental. Pero no regar de más ya que pueden surgir las manchas típicas de botritis. De ocurrir, corta lo dañado y pulveriza con fungicida de cobre.
  • Limpia el polvo acumulado en las hojas de las plantas de la terraza con el fin de que no obstruya los poros y frene su crecimiento. Usa un trapo húmedo o un cepillo suave.

 

CÉSPED

  • Eliminar del césped las zonas con hierbas gruesas y volverlas a sembrar. Controlar si hay partes enfermas. Las áreas con musgo pueden combatirse con sulfato de hierro. Si hay por todo el césped, entonces en conveniente rastrillarlo, método bueno para eliminar la hierba vieja y marchita.

  • Este mes es óptimo para que las semillas germinen ya que aún no es muy cálido. Antes de sembrar, divide en secciones el terreno para una siembra más homogénea. Esparce las semillas a voleo, la mitad en una división y la otra perpendicularmente. Al hacerlo en ángulo recto cubrirás toda la superficie.
  • Segar el césped con regularidad y recortar los bordes.
  • Abonar mensualmente.

 

HUERTO

  • Es el tiempo de comenzar a sembrar hortalizas: coles de verano, apio, nabos y cebollas y, siembra judías, zanahorias y guisantes.
  • Eliminar las malas hierbas.
  • Regar las cosechas, sobre todo al sembrar y cuando alcancen la madurez.
  • Acolcha los frutales jóvenes, los arbustos de fruto, las frambuesas… Aclara los brotes de los melocotoneros y nectarinas y , quita los mal situados en cerezos y ciruelos.
  • Siembra de plantas aromáticas.

.

Y recuerda:

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez.

Vive en tu jardín.

.