Planta del mes: la Poinsettia (Flor de Pascua)

Planta del mes: la Poinsettia (Flor de Pascua)

Cada año, al llegar las fechas próximas a la Navidad, muchos son los hogares que entre su decoración tienen una llamativa y hermosa planta conocida comúnmente como ‘Flor de Pascua’, ‘Flor de Navidad’ o ‘Poinsettia’. La Poinsettia se ha convertido en uno de los iconos más representativos de nuestras fiestas y es raro el hogar que no tenga una en estas fechas.

Esta planta, originaria de México, tenía un importante simbolismo para la cultura azteca, utilizándola como remedio medicinal y para ofrecérsela a sus dioses.

Pero quién realmente es el artífice de que la planta fuese conocida mundialmente es Joel Roberts Poinsett, médico de formación y gran apasionado a la botánica, lo que lo llevó a tener un importantísimo invernadero en Greenville, Carolina del Sur. Se le ocurrió regalar esta planta a sus amistades por Navidad y así nació una entrañable tradición que cada vez fue cogiendo más fuerza.

A raíz de ahí, en Norteamérica se empezó a conocer la planta con el nombre de poinsettia y en 1991 se instauró en los Estados Unidos el 12 de diciembre como Día Nacional de la Poinsettia, en conmemoración y recuerdo a la fecha en que falleció Joel Roberts Poinsett.

Historia y curiosidades aparte, vamos ahora a centrarnos en cómo cuidar esta preciosa planta de forma que se mantenga en buena forma durante estas fiestas y mucho tiempo después.

Su éxito se debe a sus brácteas u hojas de color rojo en forma de estrella, las cuales pasados los meses se vuelven verdes para luego volver a resurgir rojas (también las hay de color crema, blancas o rosas).

Sin embargo, aunque las compramos preciosas, con el tiempo, al pasar las fiestas, empiezan a perder las flores, marchitarse y al cabo de uno o dos meses mueren.

Y es que la flor de Navidad es una planta muy fuerte, pero si no tenemos en cuenta los cuidados básicos que necesita, no conseguiremos mantenerla siempre bella y florida.

¿Qué cuidados debemos dedicar a nuestra Flor de Pascua para que se mantenga viva y flamante el máximo tiempo posible?

Escoge una planta adecuada

Cuando vayas a comprar una flor de Pascua, procura que el ejemplar tenga una base gruesa y que haya hojas verdes y sanas debajo de las hojas de color que forman la estrella.

Si ves que hay hojas amarillas o daños en las hojas y/o brotes significa que la planta no está bien cuidada.

Desconfía de las plantas cuya tierra está empapada o muy seca, pues puede ser signo de que no se estén regando de manera regular y esto puede haber dañado irreversiblemente las raíces.

No compres plantas que se encuentran en el exterior. El motivo de que las vendan envueltas es que esta planta sufre mucho los golpes producidos por las bajas temperaturas y en unos días puede perder sus hojas casi por completo. Procura que esté bien resguardada en tu trayecto a casa.

Los cuidados de la flor de Pascua en el hogar

Cuando llegues a casa debes quitar el envoltorio de la planta para airearla.

Colócala cerca de una ventana donde reciba buena luz y evita que esté muy cerca de fuentes de calor como radiadores o aires acondicionados, pues secan mucho el ambiente y pueden dañar la planta.

El riego debes realizarlo directamente en la maceta, nunca mojes las brácteas y hojas, y de manera moderada, pues mucha agua puede pudrir la planta.

Cuando pase el invierno puedes podarla e incluso plantarla en un jardín. Cuando llegue la primavera comenzará a brotar y crecer y florecerá de nuevo por Navidad.

Los cuidados de la flor de Pascua en el jardín

Si vas a decorar tu jardín con poinsettias, ten en cuenta lo sensibles que son a las bajas temperaturas. Busca las zonas más cálidas para su ubicación y las que puedan estar resguardadas por algún muro tanto artificial como natural.

Realiza sobre el mes de abril la poda para favorecer la brotación y procura no plantarlas cerca de farolas o zonas que permanezcan iluminadas toda la noche, pues al alargarles el día de manera artificial, pueden no florecer cuando llegue nuevamente diciembre.

En nuestro centro de jardinería disponemos de Poinsettias de calidad y en diferentes colores y tamaños.

Todo preparado para celebrar la Navidad 2022

Todo preparado para celebrar la Navidad 2022

En Centro de Jardinería Sánchez tenemos todo preparado para que no te falte de nada en la decoración navideña de tu hogar.

Te animamos a venir pronto y hacer las compras navideñas con tiempo, de esta forma te aseguras la disponibilidad, los mejores productos y además ahorrarás.

Empezamos con una sección muy especial: la decoración navideña.

 

Decoración navideña

Fieles a nuestra cita anual, este 2022 hemos preparado una sección especial de decoración de Navidad.

Aquí verás gran variedad de artículos que te darán ideas originales para decorar tu hogar con una relación calidad-precio excepcional.

Artículos para decorar la mesa de Navidad, montar el árbol, el Belén, regalos e infinidad de adornos navideños para darle a tu hogar el mejor ambiente festivo.

Las fiestas navideñas son el momento idóneo para dar rienda suelta a la imaginación con centros de mesa, figuras y accesorios originales. 

Este año te proponemos preparar un buen árbol de Navidad artificial, decorado con cientos de luces y regalos. Los árboles de Navidad artificiales que encontrarás en nuestro garden son de gran calidad.

Están fabricados con materiales limpios (no tóxicos) y son muy duraderos. Su realismo impresiona hasta a los más excépticos.

Aquí encontrarás árboles de varias medidas e incluso colores. Los abetos de color blanco son una tendencia cada vez más extendida y quedan unos árboles decorados preciosos.

La mesa es uno de los elementos más relevantes en la decoración. Te proponemos decorarla este año con unas velas cautivadoras y un centro de mesa muy original.

 

Decora con plantas en Navidad

Si algo no puede faltar en tu hogar esta Navidad eso son las plantas. El uso de plantas durante estas fiestas está muy arraigado en todo el mundo y tenemos una variedad grande donde escoger.

Te presentamos algunas de las plantas más populares en estas fiestas y sus cuidados:

La Poinsettia o Flor de Pascua

Si hay que asociar una planta a la Navidad esta es, sin duda, la Poinsettia.

Su nombre botánico es Euphorbia pulcherrima y es raro en España el hogar que no la incluye como elemento decorativo en el hogar.

Si bien la más común es la de hojas de color rojo, también podemos encontrar Poinsettias de hojas bicolores, blancas, cremas, azules

Encontramos que es una planta de cuidados sencillos y no es dificil mantenerla en buen estado incluso meses después de comprarla.

Es aconsejable colocarla en un lugar donde no hayan cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire. Lo ideal es ubicarla lo más lejos posible de los radiadores de calefacción. No hay que regarla en exceso pues se pudren sus raíces.

Si quieres disfrutar de una Poinsettia hermosa y sana durante mucho tiempo, asegúrate de comprar un ejemplar sano y bien enraizado. Las Poinsettias pueden parecer todas iguales, pero no lo son.

Estas se venden por todos lados durante estas fiestas, pero con pocas o ninguna garantía de calidad. En centros de jardinería como el nuestro encontrarás los mejores ejemplares que marcan la diferencia.

La Ardisia crenata

Esta planta, también llamada Capulín, es también muy popular en la época navideña. 

Llaman nuestra atención sus frutos de color rojo intenso que se producen hacia finales del otoño y que se mantienen durante todo el invierno.

La Ardisia crenata es un arbusto de porte pequeño y de hoja perenne que puede llegar a alcanzar una altura máxima de metro y medio. Es de crecimiento muy lento.

ardisia-crenata-venta-barcelona

Podemos ubicarla si lo deseamos en el exterior siempre que evitemos las heladas y en climas templados.

Si la vamos a ubicar en el interior (lo más común durante las fiestas navideñas) hay que colocarla en un lugar donde reciba muchas horas de luz solar.

En verano necesita agua más bien abundante y en invierno muy poco riego.

 

El Acebo

Es una planta arbustiva muy conocida por sus hojas de color verde intenso y con forma dentada.

acebo

Sus bayas son de un color rojo, eso sí, muy tóxicas, por lo que hay que colocarlas en un lugar alejado de los más pequeños y de las mascotas.

El acebo se puede plantar en zonas de semisombra y también soleadas. Lo ideal es plantarlos en tierra ácida y bien drenada. Hay que regarlo un par de veces al mes aproximadamente.

 

El Muérdago

Es una planta de tallos articulados y de color verde. Tiene unos frutos con forma de bayas pequeñas de color blanco rosado que son comestibles.

Crece sobre las ramas de algunos árboles como los pinos, nogales y manzanos.

muerdago-venta-barcelona

Hay que evitar colocarla en lugares donde existan corrientes de aire.

 

El Abeto

Es junto a la Poinsettia la planta más utilizada en la decoración de Navidad. Existen muchas variedades diferentes de abetos. La más común es el Picea Abies Excelsa.

En nuestro centro de jardinería encontrarás una amplia variedad de abetos naturales. Podrás escoger entre diferentes tamaños, variedades y precios. Te explicamos las diferencias a continuación:

Los abetos más económicos son los que se venden sin raíz. Es decir, que después de las fiestas deben reciclarse llevándolos a algún punto de recogida.

Después encontramos los abetos que vienen con su raíz y son una excelente opción porqué podemos utilizarlo pasadas las fiestas plantándolo, por ejemplo, en nuestro jardín.

abeto-azul-barcelona

La variedad Picea Abies Excelsa es la más común pero no la única que encontrarás en nuestro centro de jardinería. Una opción muy original es el llamado «Abeto azul», cuyo nombre botánico es Picea pungens. Es un abeto de tono azulado con un porte precioso muy original y elegante. Al ser una variedad de crecimiento lento su precio es más elevado que el de otros abetos.

El abeto requiere pocas atenciones. No obstante hay que tener en cuenta que debe darle el sol o como mínimo la semisombra. Es un árbol que necesita suelos húmedos y profundos. Es muy sensible a las heladas y la sequía, así que lo mantendremos bien protegido en frío en invierno (utilizando lonas de protección invernal si es necesario) y aumentando el riego en los meses de más calor.

Te invitamos a venir a nuestro centro de jardinería y hacer tus compras de decoración navideña ahora. No lo dejes para última hora. Recuerda que te asegurarás una amplia disponibilidad de los productos, te ahorrarás las colas y esperas de los días punta y ahorrarás dinero.

Ven a decorar la Navidad con nosotros.

¡Te esperamos!

 

Tareas del jardín en noviembre

Tareas del jardín en noviembre

Ventoso y frío, noviembre es un mes que exige tomar precauciones, sobre todo con las especies más delicadas y las recién plantadas.

La naturaleza está entrando en reposo, pero todavía hay mucho que hacer en el jardín, la terraza y el huerto.

 

Tareas generales del mes

Plantaciones y trasplantes. El mejor momento para plantar o trasplantar —si la especie lo permite— los árboles y arbustos caducifolios (rosales incluidos) es cuando han perdido el follaje, especialmente si es a raíz desnuda.

Poda. En noviembre toca recortar las ramas secas o mal orientadas de algunas trepadoras (rosales trepadores incluidos), frutales (manzanos y perales) y árboles desnudos; unta las heridas con pasta cicatrizante para prevenir el ataque de plagas y enfermedades.

También puedes efectuar la prepoda de los rosales de pie, siempre que no estén dando flores.

Acolchado. Protege las raíces de las plantas más delicadas con cinco a 10 centímetros de corteza de pino o paja.

Riego. Suspende el riego del jardín, salvo si el tiempo se presenta muy seco, pero continúa regando los tiestos de la terraza, aunque con menor frecuencia. Vacía, desmonta y recoge el sistema de riego (o cúbrelo con arpillera o plástico) y la manguera para que las heladas no los estropeen.

Abonado. No debes aplicar abono hasta la primavera, a excepción de las plantas de flor de temporada.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Protege del frío los ejemplares más sensibles

Cuando las temperaturas bajan de 6º, muchos árboles y arbustos recién plantados o delicados pueden empezar a sufrir daños. Deben ser protegidos con mallas, fundas o mantos de hibernación.

Sujeciones contra el viento

Noviembre es un mes especialmente ventoso. Coloca tutores firmes a los ejemplares nuevos o más débiles, amarrados de tal forma que no dañen la corteza. Las sujeciones de las trepadoras también necesitan una revisión.

Cítricos a salvo de las heladas

Si cultivas cítricos en la terraza o el porche, llévalos a cubierto o cúbrelos con una funda de hibernación, especialmente si son limoneros, naranjos y mandarinos, que soportan peor las heladas.

Las palmeras menos rústicas, bien abrigadas

Hay palmeras capaces de soportar temperaturas extremas, pero muchas otras sufren daños a causa del frío y las heladas.

Lleva hacia arriba las palmas, átalas y rodéalas con una esterilla o arpillera. También puedes utilizar lana o estopa y paja para proteger el cogollo. Acolcha el suelo para proteger las raíces.

 

Plantas de flor

Poda y multiplica tus vivaces

Aprovecha para dar forma a los geranios, felicias, asteriscos y ajanias cortando las ramas más alargadas; puedes utilizarlas para obtener esquejes y multiplicar los ejemplares. Y divide las matas de phlox (no todos los años).

Deja en pie las que aun secas conservan su belleza ya sea porque exhiben corolas secas o cabezas de semillas atractivas, así como las gramíneas ornamentales.

Gramíneas en su apogeo

A lo largo del otoño y el invierno, el dorado de las gramíneas ornamentales cobra un especial protagonismo en los jardines, ya sea en plantaciones monoculturales o mezcladas con vivaces de floración otoñal como sédums, ásteres, brezos, milenramas (Achillea millefolium) y Verbena bonariensis.

Déjalas en pie hasta el final del invierno, que es cuando se deben cortar al ras para que rebroten con fuerza en primavera.

Acolcha las raíces

Si no lo has hecho en octubre, no dejes de colocar una capa de mulching para abrigar las raíces en jardines y tiestos. Utiliza corteza de pino, paja, incluso compost.

 

Plantas de interior

Planta los bulbos forzados

Si entierras ahora los bulbos forzados de amarilis y jacintos tendrás flores por Navidad. El tiesto debe ser solo un poquito mayor que el bulbo; entiérralo dejando unos dos tercios al aire.

Humedad sí, pero poco riego

El aporte de agua debe disminuir, no así la humedad ambiental: pulveriza el follaje a menudo con agua destilada para compensar el efecto de la calefacción.

Escurre los platitos con guijarros y el centro de las bromelias. Acerca las plantas a las ventanas para que reciban más luz.

Dales menos abono

Sigue abonándolas, aunque más espaciadamente o aplicando dosis más bajas.

 

El Huerto

Mucho que cosechar

En el mes de Halloween, las calabazas están a punto, pero también muchas otras hortalizas de invierno: lombardas, coliflores, coles, coles de Bruselas, nabos, endivias, apios, puerros…

Cultivos bien protegidos

Campanas transparentes, túneles, mantas térmicas e invernaderos que se instalan sobre el terreno te ayudarán a proteger algunos cultivos del frío, la lluvia y las heladas, sobre todo los que están brotando, los planteles que acabas de repicar, o los que son poco resistentes al frío, como las coliflores.

Coles y lombardas, por el contrario resisten muy bien el rigor invernal.

Siembras de noviembre

Durante este mes puedes sembrar directamente en el terreno acelga, espinaca y zanahoria… y repicar plantones de lechugas de invierno, nabos y puerros.

 

El césped

Un césped limpio de hojas secas

Este mes, el césped no necesita riegos, salvo que la lluvia sea escasa.

Tampoco conviene segarla.

Bastará con que rastrillees las hojas secas al menos una vez a la semana: la hojarasca en combinación con la humedad producen un excelente caldo de cultivo para plagas y enfermedades.

Aprovecha las hojas para el compostaje.

 

La planta del mes: El Ciclamen

La planta del mes: El Ciclamen

El ciclamen es una de esas plantas «privilegiadas» que adornan y embellecen nuestras terrazas y jardines durante los meses más fríos. Si durante los meses de otoño y, especialmente, en invierno nuestro jardín se encuentra «gris» y falto de vida, no lo dudes, planta ciclámenes.

Es una planta ideal para crear bellos parterres y también se deja ubicar perfectamente en maceta. Que su belleza no te engañe: aunque en apariencia sus bellas flores puedan parecer delicadas, el ciclamen es una planta fuerte y resistente. No necesita unos cuidados muy especiales y puede estar perfectamente en exterior durante los frios meses de invierno.

No obstante, el ciclamen tiene dos enemigos naturales y a los que debemos evitar exponerlo: el exceso de humedad y el calor. Eso implica que a la hora de regar nuestros ciclámenes, debemos tener cuidado de no mojar sus bulbos y hojas.

El riego por absorción es ideal si lo tenemos en maceta (colocando el tiesto en un plato con agua y dejar que la absorva). Durante los meses de más calor, lo ideal es ubicarlos en un lugar donde el sol no incida directamente.

Un consejo es regar el ciclamen con agua templada. Estos evitará que la planta, que está a una temperatura menor, sufra un shock térmico.

El ciclamen, como la mayoría de las plantas, necesitan de luz solar para vivir y florecer sano. No obstante, no tolera el sol directo, por lo que tendremos que evitarlo para evitar que sus flores se quemen. Por lo que podríamos decir que el ciclamen necesita una ubicación con buena iluminación, pero sin que le dé el sol directo.

Cuando observemos que nuestro Ciclamen ha comenzado a sacar los botones de flor, es el momento de ayudarle a florecer con un fertilizante específico para plantas en flor.

Queremos evitar que las flores marchitas del ciclamen sean un desgaste para la planta. A fin de que concentre sus energías en florecer y mantener las flores todavía vivas, retiraremos las flores que notemos comienzan a estropearse.

Podemos encontrar ejemplares de ciclamen de una gran variedad de colores: rojos, fucsias, rosas, blancos, amarillos, violetas… e incluso ejemplares de hoja grande (los más habituales) y también el llamado ciclamen mini, de hojas más pequeñas.

Este mes de noviembre, en Centro de Jardinería Sánchez, hemos nombrado a nuestro querido Ciclamen «Planta del mes». Eso significa que encontrarás gran variedad de ciclamen y de la mejor calidad. ¡Ah, y al mejor precio!

Anímate de darle un toque de color y belleza a tu terraza o jardín este invierno.

¡Te esperamos!

 

¡Es hora de cultivar los bulbos de otoño!

¡Es hora de cultivar los bulbos de otoño!

La compra de bulbos resulta una buena inversión ya que dan color a los jardines durante años. 

El otoño es la época ideal para plantar bulbos que florecerán en la primavera. La mayoría de los bulbos puede plantarse hasta el momento en que el suelo se congela.

Los bulbos más comunes que se plantan en otoño y florecen en primavera son los tulipanes, narcisos, crocus, jacintos, freesias, iris, liliums… 

El cultivo de bulbos es una tarea sencilla siempre que hagamos las cosas correctamente. A continuación vamos a centrarnos en explicar de principio a fin, cómo cultivar los bulbos correctamente.

Primero de todo tenemos que elegir bien donde los sembraremos.

 

Elegir bien el lugar de siembra

Antes de elegir el lugar adonde irá el bulbo en el contexto del paisaje será necesario tener en cuenta la luz que necesitará la planta. ¿Qué requiere la planta? ¿Sol, semisombra, sombra?

Ya que los bulbos de principios de primavera florecen antes de que la mayoría de los árboles o arbustos comienzan a brotar pueden plantarse bajo estos árboles o arbustos sin problema. 

La mayoría de los bulbos de verano necesita sol o semisombra.

Los bulbos de flor de primavera plantados con orientación sur florecerán antes que los mismos bulbos plantados con orientación norte. 

Los bulbos de primavera plantados en una colina florecerán antes que los bulbos plantados en un llano. El aire frío es más pesado que el cálido y actúa como el agua. 

Fluye por la colina y se estanca en las zonas bajas.

 

Siembra de bulbos

La regla general para sembrar bulbos de primavera es plantarlos a una profundidad de dos a tres veces el largo del bulbo. 

Esto significa que la mayoría de los bulbos grandes como los tulipanes o los narcisos atrompetados debe plantarse a una profundidad de aproximadamente 8 pulgadas mientras que los bulbos más pequeños deberán plantarse a una profundidad de 3 a 4 pulgadas aproximadamente. 

La profundidad se mide desde la parte inferior del bulbo. Esta regla básica de siembra no se aplica a los bulbos de verano ya que existen varios requisitos para la siembra de este tipo de bulbos. 

Para conocer cuál es la profundidad de siembra de los bulbos de verano, consulte la información provista con los mismos bulbos.

En el caso de los tulipanes, narcisos atrompetados y jacintos los bulbos deberán plantarse con la nariz hacia arriba y el disco de la raíz hacia abajo.

El método más adecuado para realizar la siembra es cavar y ablandar la tierra de todo el cantero hasta la profundidad deseada. 

Luego colocar los bulbos en la tierra ejerciendo un poco de presión y cubrirlos con la misma tierra. Este método es mejor que el de sembrado individual con un plantador de bulbos. 

En muchos tipos de suelo los plantadores de bulbos no funcionan bien e incluso, a veces, no sirven para nada.

 

El riego

Riegue los bulbos después de sembrarlos. Esto hará que la tierra se asiente y además le dará la humedad necesaria para que la planta eche raíz.

Los bulbos que se plantan durante el otoño deben echar raíz antes de que comience el frío. Para evitar que los bulbos se pudran, evite regar por demás al momento de la siembra.

En el caso de los bulbos de primavera y verano, comience a regarlos cuando aparezcan los primeros capullos si la tierra está seca. El riego superficial no dará resultado. 

Recuerde que los bulbos se han sembrado a 6 a 8 pulgadas de profundidad y que el agua debe llegar hasta esa profundidad. 

Mientras dure la etapa de brote, floración y desarrollo del follaje, agregue aproximadamente una pulgada de agua por semana si es que esta cantidad no fue provista por la lluvia. 

Al regar, moje sólo la tierra, evite que el agua alcance la flor. Los bulbos como los de alium o los bulbos de plantación poco profunda, se pudrirán rápidamente si se los riega por demás en el calor del verano.

 

En Centro de Jardinería Sánchez disponemos de gran variedad de bulbos para plantar, así como sustratos, herramientas y fertilizantes. Y siempre puedes contar con nuestros expertos para cualquier asesoramiento.

Te esperamos.