Tareas de jardín en julio

Tareas de jardín en julio

La última quincena de julio y la primera de agosto suponen un claro desafío a la resistencia de las plantas.

El riego es crucial. Las noches suponen un alivio para el jardín y la terraza… ¡y el momento ideal para disfrutarlos! 

 

TAREAS GENERALES DEL MES

El riego es de máxima importancia en julio. Utiliza aspersión para el césped; goteo para los arbustos, anuales y vivaces, setos y árboles, y regadera o inmersión (según) para algunas plantas de interior.

Abonar las plantas de flor. Están a pleno rendimiento, de modo que necesitarán un abonado rico en fósforo y potasio y bajo en nitrógeno.

Las plagas y hongos, a raya. El control de plagas y enfermedades sigue siendo clave. En lo posible, utiliza plaguicidas sistémicos y fungicidas de amplio espectro.

Eliminar las malas hierbas. La escarda de malas hierbas no se debe descuidar. En algunos casos convendrá usar un herbicida; pide consejo en tu centro de jardinería.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Aclara arbustos y trepadoras

Libera los árboles, arbustos y trepadoras de las ramas secas, débiles o enmarañadas. Las tijeras deben estar bien limpias y afiladas para no provocar desgarros. Escoge la herramienta adecuada según el grosor de las ramas.

Obtén esquejes

Julio y agosto son meses ideales para hacer esquejes semileñosos de lagerstroemias, adelfas, fucsias, hortensias, madreselvas, geranios, y de las espíreas que florecieron en primavera.

Escoge las ramas más vigorosas, dales un corte limpio, unta el extremo con hormonas de arraigo y plántalas enseguida.

Recorta las aromáticas

Poda las espigas de flores viejas de las aromáticas y tres a cuatro centímetros del último crecimiento para que sigan floreciendo. Con las espigas secas aprovecha para hacer saquitos perfumados.

Haz un alcorque a los árboles

Cavar un alcorque en torno al tronco de los árboles hará que aprovechen mejor la lluvia y el riego. Vigila que no se llene de malas hierbas; para ello, lo mejor es acolcharlo con corteza de pino o algún árido.

Antes de irte de vacaciones riégalos bien; haz lo mismo con los arbustos que hayas plantado este año.

 

Plantas de flor

Protégelas del golpe de calor

Como herbáceas que son, están más expuestas al golpe de calor, de efectos letales. Por ello, en estos días tan calientes no descuides el riego.

Controla la polilla del geranio

Geranios, gitanillas y demás pelargonios sufren en esta época la amenaza de la oruga de la polilla del geranio (Cacyreus marshalli).

El insecto pone los huevos en las corolas y las larvas devoran el corazón de los tallos, causando la muerte de las plantas. Para prevenir sus daños, actúa de forma preventiva o en los primeros estadios larvarios.

Puedes usar insecticidas biológicos basados en el extracto de neem o las esporas y toxinas del Bacillus thuringiensis ‘Kurstaki’.

Elimina las flores viejas

Si quieres alargar la floración de las vivaces y anuales, pínzalas a medida que vayan muriendo las flores.

Entutora dalias, gladiolos…

Las plantas altas y de tallos delgados que sostienen grandes flores, como las dalias, peonías, gladiolos, azucenas, cañas de las Indias, e incluso las margaritas, necesitan que les coloques tutores.

Previene el golpe de calor

Defiende a tus plantas de flor (recuerda que son herbáceas) del efecto de las altas temperaturas asegurándoles la provisión de agua necesaria. Solo así serán capaces de resistir una brusca subida del termómetro.

 

Plantas de interior

Asegúrales una buena hidratación

Un fin de semana de verano sin agua suficiente puede dejarte sin tus plantas de interior. Si te ausentas, asegúrales la necesaria hidratación.

No todas precisan la misma cantidad de agua, pero en general evita el exceso de riego y sobre todo el encharcamiento, que propicia la aparición de patógenos.

Agrúpalas para generar un microclima más húmedo, y no dejes de pulverizarlas con agua destilada o descalcificada al menos un par de veces al día. Si sales de vacaciones lee nuestras recomendaciones en la agenda de agosto.

Impide que las ataque la araña roja

Si el follaje está bien humectado mantendrás a raya a la araña roja, un ácaro que medra gracias al calor y la sequedad ambiental.

Sabrás que ha atacado cuando las hojas comiencen a perder color y secarse; en el envés podrás observar unas finísimas telas con las minúsculas arañas. Rocíalas con agua; si no se van, aplica un acaricida.

Deja de abonarlas

En julio y agosto suspende los aportes de fertilizante a tus plantas de interior; deberás reiniciarlos en septiembre.

 

El césped

Defiende el césped del calor

Si tienes un césped clásico, pasa el cortacésped con menor frecuencia y deja la hierba más alta para evitar que amarillee. Vigila que no le falte riego. Si no hiciera tanto calor conviene actuar como en junio.

Antes de salir de vacaciones

Siega el césped antes de ausentarte, pero dejando dos tercios de la altura: así aguantará mejor el efecto del sol durante un par de semanas.

Pásale el rodillo de púas o escarificador para que absorba bien el agua, y revisa el sistema de riego y los aspersores.

 

Tareas del jardín en junio

Tareas del jardín en junio

Con sus calores todavía suaves, junio permite hacer mucha vida al aire libre en el jardín o la terraza. Las plantas están radiantes, pero hay que protegerlas de la competencia de plagas y malas hierbas.

Tareas generales del mes

Prestar atención al binomio temperatura-lluvias y vigilar la irrupción de las plagas son las tareas más importantes que las plantas ornamentales y del huerto demandan este mes.

Controlar las plagas y enfermedades. Mantén la vigilancia aunque hayas realizado tratamientos preventivos. Apenas veas que han hecho acto de presencia toma medidas inmediatamente. En nuestro centro de jardinería te aconsejaremos. Existen múltiples recursos para combatirlos, desde remedios caseros a fitosanitarios ecológicos y control biológico de plagas.

Eliminar las malas hierbas. Compiten con las plantas del jardín y el huerto por el agua, la luz y los nutrientes. Elimínalas antes de que semillen. Erradicarlas garantiza un jardín más sano y aseado.

Vigilar el riego. El calor empieza a apretar en algunas zonas de España y las plantas necesitan mucha más agua. No te descuides con el riego, sobre todo si no llueve, hace viento o mucho calor. Recuerda que las plantas que viven en tiestos están más expuestas a las consecuencias de la falta de agua.

Evita mojar las hojas y las flores y dirige el chorro al sustrato (y no al cuello de las plantas). El riego automático te quitará trabajo y ahorrarás tiempo y dinero: utiliza aspersores bien solapados para el césped, y goteo para los parterres, macizos, setos y huerto, así como en las jardineras y tiestos de la terraza.

Abonar. Plantas de flor, plantas verdes de interior, hortícolas y césped deben recibir su ración de nutrientes.

Acolchar el suelo. Una capa de cortezas, bolitas de arcilla o piedra volcánica ayudará a mantener la humedad del suelo y contribuirá al control de las malas hierbas.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Recortar setos y topiarios

Los setos y figuras topiarias deben repasarse ahora que están brotando hojas nuevas, para que ganen densidad y no pierdan forma. Es el caso del boj, aligustre, arizónica, tuya, tejo, pero también de los que ya han dado flor.

Toca lo necesario los que estén en plena floración o vayan a dar bayas en otoño (las piracantas, por ejemplo).

Podar los arbustos que ya hayan dado flor

Solo si fuera necesario (no es imprescindible ni obligatorio), poda las glicinias, lilos, forsitias, camelias, membrilleros del Japón, espíreas, es decir, los arbustos y trepadoras que han florecido al comienzo de la primavera.

Guiar y sujetar las trepadoras

Las trepadoras de tallos volubles o vigoroso crecimiento (glicinias, bignonias, clemátides), que están en plena floración o emitiendo tallos y hojas, deben ser guiadas y sujetadas a su soporte. Las sujeciones antiguas deben ser revisadas. Así evitarás que se enmarañen o las venza el peso.

Si se desarrollan demasiado a lo mejor tienes que recortarlas, en ese caso asesórate sobre cómo conviene hacerlo según la especie.

 

Plantas de flor

Todo el colorido de las vivaces y anuales

Para llenar el jardín y los tiestos de la terraza de color, nada mejor que las vivaces y plantas de temporada: geranios y gitanillas,petunias, alegrías guineanas (Impatiens hawkeri), gazanias,calibrachoas, coreopsis, messem, begonias de flor y muchas clases de margaritas están en su apogeo.

Solo tienes que pasarte por nuestro centro de jardinería y escoger.

Prepara los parterres y tiestos: retira los bulbos de primavera, mulle bien la tierra, elimina las malas hierbas y mézclala con abono orgánico.

Para que la producción floral de tus vivaces y anuales sea abundante y se prolongue mucho tiempo dales abono especial para plantas de flor, pinza las flores marchitas y secas.

Riégalas periódicamente. Intenta no mojar las flores, especialmente las que son muy densas, como los geranios y claveles. Evita los encharcamientos.

 

Plantas de interior

Tus palmeras necesitan sustrato nuevo

Cada dos a tres años, tu areca, chamaedorea, livistona, agradecerán que se les renueva la capa superior del sustrato. Retira los primeros cinco centímetros de tierra, con cuidado de no herir las raíces, y reemplázalo por uno nuevo.

Si el tamaño de la palmera lo permite, cada dos o tres años cámbiales totalmente el sustrato; mayo y junio son los meses ideales para hacerlo; la excepción es la kentia, que sufre mucho con los trasplantes. Las temperaturas de mayo y junio propician la emisión de numerosas raíces, lo que favorecerá el arraigo.

Ata las palmas para que no se quiebren durante el proceso y protégelas. Si humedeces el cepellón te resultará más fácil extraerlas del tiesto; intenta que no se deshaga, de modo que no lo satures de agua.

Procúrales más humedad ambiental

La falta de humedad provoca resecamiento o puntas quemadas en las hojas de las plantas de interior, especialmente aglaonemas, begonias rex, calateas, drácenas, alocasias, palmeras en general, especies de origen tropical en su inmensa mayoría.

Con la ayuda de un humidificador o de pulverizaciones frecuentes con agua descalcificada o destilada podrás proporcionarles bienestar; no mojes las flores ni las hojas si son pubescentes. Si las agrupas, contribuirás a que se genere un microclima más húmedo.

 

Huerto

De tu huerto a tu mesa

Fresas, pepinos y lechugas de ciclo primaveral están en su momento más apetitoso, ¡disfrútalas! Si sembraste zanahorias y remolachas en marzo, o calabacines y rabanitos en abril, ya puedes cosecharlos también. Recoge las judías verdes antes de que granen.

Colocar tutores a las tomateras

Si en mayo has llevado los plantones de tomateras al terreno, ya es momento de colocarles tutores o sujetarlos a un soporte o enrejado para que la planta se desarrolle mejor y obtengas unos tomates de mayor calidad. Conviene eliminar los brotes laterales y dejar uno o dos tallos principales para conseguir frutos de mayor calidad.

Aligerar los frutales

Para que la cosecha sea de mayor calidad y más abundante conviene que descargues ahora las ramas de los ciruelos, melocotoneros, albaricoqueros, manzanos, perales… eliminando selectivamente los frutos más pequeños y deformes. Además, le evitarás al árbol el riesgo de que se le parta una rama por exceso de peso.

 

El césped

Una cuidada ‘alfombra verde’

Para contrarrestar el efecto del calor, el pisoteo continuo y la aparición de malas hierbas, siega la hierba una vez por semana o cada 10 días.

Riégala diariamente si no llueve.

Existen mezclas de semillas y variedades de cespitosas más adaptadas al clima de la meseta o la costa mediterránea y que, por tanto, demandan mucho menos trabajo.

 

Y recuerda:

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez.

Vive en tu jardín.

Tareas del jardín en mayo

Tareas del jardín en mayo

Mayo el mes de las flores. Hay muchas y de todos los colores: geranios, margaritas, petunias, claveles. El agua el alimento básico para que brillen en el jardín.

 

PLANTAS DE EXTERIOR / JARDÍN

  • Retirar las malas hierbas con regularidad. Aplicar eventualmente herbecida selectivo en las persistentes.
  • Eliminar las flores marchitas y recortar los tallos largos y delgados para conseguir desarrollos densos y compactos y así, evitarás torceduras.
  • Controlar caracoles y babosas.
  • Abonar las plantas de arriate, arbustos y setos.
  • Cuidado con los minadores. Atacan, sobre todo, a los ejemplares de madera blanda, aunque lo primero antes de tratar los daños producidos es desinfectar el suelo.

  • En Mayo ya no es tiempo de plantar árboles o arbustos a raíz desnuda o cepellón, pero sí en recipiente. Mientras, los arbustos en flor seguirán con color si los nutres bien.
  • Planta bulbos y tubérculos de verano: gladiolos, calas, dalias… Ponlos a pleno sol. También puedes sembrar al aire libre las vivaces y anuales: amapolas, campánulas, violetas, claveles, caléndulas, girasoles…
  • En cuanto a las rosas, sus tiernos capullos pueden sufrir el ataque de pulgón, mientras que los brotes corren el riesgo de recubrirse con el polvillo blanco característico del oídio. Trata el primero con un insecticida antipulgón, y, el segundo, con un fungicida antioídio.

 

PLANTAS DE INTERIOR

  • Plantación de esquejes: potos, alegrías…
  • Abonar es muy importante.

  • Riego con frecuencia y pulverizar para aumentar la humedad ambiental. Pero no regar de más ya que pueden surgir las manchas típicas de botritis. De ocurrir, corta lo dañado y pulveriza con fungicida de cobre.
  • Limpia el polvo acumulado en las hojas de las plantas de la terraza con el fin de que no obstruya los poros y frene su crecimiento. Usa un trapo húmedo o un cepillo suave.

 

CÉSPED

  • Eliminar del césped las zonas con hierbas gruesas y volverlas a sembrar. Controlar si hay partes enfermas. Las áreas con musgo pueden combatirse con sulfato de hierro. Si hay por todo el césped, entonces en conveniente rastrillarlo, método bueno para eliminar la hierba vieja y marchita.

  • Este mes es óptimo para que las semillas germinen ya que aún no es muy cálido. Antes de sembrar, divide en secciones el terreno para una siembra más homogénea. Esparce las semillas a voleo, la mitad en una división y la otra perpendicularmente. Al hacerlo en ángulo recto cubrirás toda la superficie.
  • Segar el césped con regularidad y recortar los bordes.
  • Abonar mensualmente.

 

HUERTO

  • Es el tiempo de comenzar a sembrar hortalizas: coles de verano, apio, nabos y cebollas y, siembra judías, zanahorias y guisantes.
  • Eliminar las malas hierbas.
  • Regar las cosechas, sobre todo al sembrar y cuando alcancen la madurez.
  • Acolcha los frutales jóvenes, los arbustos de fruto, las frambuesas… Aclara los brotes de los melocotoneros y nectarinas y , quita los mal situados en cerezos y ciruelos.
  • Siembra de plantas aromáticas.

.

Y recuerda:

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez.

Vive en tu jardín.

.

Tareas del jardín de Abril

Tareas del jardín de Abril

Es en este mes de abril donde se pone en evidencia los cuidados que hemos realizados durante el mes pasado en nuestro jardín, apareciendo los primeros rasgos primaverales.

PLANTAS DE EXTERIOR / JARDÍN

Eliminar las malas hierbas que aparecen entre los macizos y todo aquello que esté muerto y que atraiga a números insectos que enfermen nuestro jardín. Te recomendamos utilizar para ello una azada o herramienta similar.

En terrazas ya se puede sacar las plantas que teníamos dentro de casa. Evitar el sol directo hasta que se aclimaten.

Plantación de plantas vivaces en suelos ni secos ni encharcados como Cosmos, Peonias y Artemisas a pleno sol y Astillas y Lisimaquias a la sombra.

Plantación de plantas anuales para el verano: Capuchinas, Clavel de moro, Coronados, Girasoles, Petunias y trepadoras como la Campanilla, Buganvilleas, Dipladenias, Jazmines, etc…

Plantación de bulbos con floración en el verano desde finales del mes de Marzo hasta Mayo: Dalias, Gladiolos, Azucenas….

Podar las plantas con partes en mal estado o que no sean bonitas.

Las plantas crecidas con un porte alto sujetarlas con tutores y, las jóvenes, protegerlas contra la escarcha con algún plástico transpirable tipo film o similar.

Abonar macizos, arbustos y árboles con fertilizantes incluso con abonos con efectos rápidos. La tierra de macizos y arriates necesita una entrecava y un aporte de materia orgánica que mejore la textura e incremente los nutrientes del suelo.

Aumentar poco a poco la frecuencia de riego. Empezar a regar de noche, ya que de día hay una gran cantidad de agua que se evapora antes de llegar a las raíces.

Es el momento de detectar y atajar plagas y enfermedades en sus primeras fases. Atención con la plaga de la cochinilla y del pulgón. Prevención de los hongos en los árboles, arbustos y rosales con fungicidas.

.

PLANTAS DE INTERIOR

Después de haber estado sometidas a la calefacción durante el invierno tienen las hojas con bordes secos y necesitan una poda estética con cortes ligeros. Despuntar los Ficus, Potos o Hiedras aprovechando los recortes para hacer esquejes.

Abonar, primeramente con dosis reducidas y espaciadas en cuanto salgan las yemas e ir aumentando paulatinamente.

Incrementar la intensidad de los riegos a medida que vayan subiendo las temperaturas.

.

CÉSPED

Realizar las primeras siegas de la temporada. Elegir un día seco para efectuarla y con las cuchillas de la máquina cortacésped más altas (5 a 6 cm).

 

Desde este mes conviene segar una vez por semana. Perfilar las orillas del césped con un recortabordes o una pala con forma de media luna.

Escarificar y abonar con abono orgánico como el recebo y mineral, tareas imprescindibles y un aireado recomendable.

.

HUERTO

Plantación de hortalizas de raíz, rábanos o remolachas y verduras de olor: repollo, coliflor, broqui. También tomates, berenjenas y pimientos.

 

Si la primavera viene húmeda y con lluvia el riesgo de mildiu en los cultivos es mayor. Combatirlo con fungicidas polivalentes.

Eliminar las puntas en hortalizas espigadas y despuntar las malas hierbas culinarias y aromáticas para un mejor crecimiento.

.

 Y recuerda:

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez.

Vive en tu jardín.