Consejos para el cuidado, limpieza y mantenimiento del agua de piscinas.

Consejos para el cuidado, limpieza y mantenimiento del agua de piscinas.

Una de las actividades favoritas del verano para muchas personas, es disfrutar de un refrescante baño en la piscina, y más cuando llegan las temidas olas de calor.

 

Quiénes tienen piscina propia pueden disfrutar de ese placer en cualquier momento del día, sin embargo, a fin de mantener la limpieza e higiene de nuestra piscina se requiere seguir algunos pasos básicos de mantenimiento de la misma.

En este artículo encontrarás información detallada que nos ayudará en el uso de productos, a qué cosas debemos estar atentos, cómo y cuando se ha de analizar el agua de la piscina y, en general, todo lo necesario para el correcto mantenimiento de nuestra piscina.

.

CIRCULACIÓN DEL AGUA

El papel de la bomba de agua

El centro del sistema de circulación del agua de nuestra piscina es la bomba. Esta hace circular el agua y la envía hacia un filtro que elimina el polvo, la suciedad y otros residuos, antes de volverla a enviar a la piscina.

bomba-de-agua-piscinas

¿Cuánto tiempo debe estar en funcionamiento la bomba? El tamaño de la tubería, el tamaño de la piscina y el tamaño de la propia bomba juegan un papel importante a la hora de determinar cuánto tiempo debe estar en funcionamiento.

Lo ideal es que el proveedor a quien le compramos la bomba nos pueda indicar. Si por el motivo que sea esto no es posible, lo más recomendable es consultar con un profesional que determinará según la piscina y el material que tengamos, cuál debe ser el funcionamiento ideal de la bomba.

Una buena regla general es hacer funcionar la bomba cerca de 1 hora por cada 10º de temperatura.

Si la bomba no está en funcionamiento, el agua de la piscina no se filtrará, por lo que se ensuciará y será fuente de problemas seguros.

.

EL SISTEMA DE FILTRACIÓN

El objetivo del sistema de filtración es eliminar la suciedad y los residuos disueltos en el agua de la piscina (algas, bacterias, etc…)

El filtro de la piscina es el mecanismo principal de limpieza y purificación del agua, y desempeña una tarea crucial para mantener el agua cristalina y apta para el baño. Podemos encontrar, por lo geneal, tres tipos de filtros:

Filtros de arena. Son de lejos los más populares y, al mismo tiempo, son también los que requieren un menor mantenimiento. La arena es un agente de filtrado natural utilizado por la naturaleza, y este principio se aplica a este sistema de filtración.

filtros-de-arena-para-piscinas

El agua se limpia pasando a través de un depósito de arena. La gran ventaja de este mecanismo de depuración es la durabilidad del filtro, que podría durar incluso diez años, aunque es aconsejable cambiar a los siete. Al permitir el contra-lavado, es también extremadamente fácil de limpiar.

Filtros de cartucho. Los filtros de cartucho basan la limpieza en cartuchos reemplazables, que duran aproximadamente un año y deben limpiarse cada semana. Su funcionamiento es similar a los filtros de diatomeas, salvo que la filtración se realiza sobre la base de materiales manufacturados. La gran ventaja es la facilidad de limpieza y su instalación.

Filtros de diatomeas. Por último, los filtros de diatomeas, los topes de gama. Las diatomeas son seres microscópicos fosilizados que actúan como agentes filtrantes, con una eficacia sin precedentes: trabajan como micro-esponjas, dejando pasar el agua y conteniendo suciedad que ni siquiera es visible para el ojo humano. Lamentablemente, esta eficacia tiene un coste, y el precio de los equipos es más elevado que las alternativas de filtración previas. También permiten el contra-lavado, con lo que su limpieza también es simple.

Un buen cuidado del filtro de la piscina permitirá que el tratamiento químico que apliquemos sea más eficaz. Con un filtro sucio, la calidad del agua empeora y aumenta el consumo de productos químicos. Además, se multiplican los gérmenes que luego se extienden por el agua. Para mantener el filtro limpio tenemos que realizar contralavados y limpiar y desinfectar la arena una vez al año antes del inicio de la temporada de baño.

También es importante desincrustar de cal el filtro (varias veces al año dependiendo de la dureza del agua).

Por otro lado, es recomendable que cada 5 años (en función del uso y las características del agua) se cambie el medio filtrante si es de arena silícea.

.

EL ANÁLISIS DEL AGUA DE PISCINA

analizar-el-agua-de-la-piscina

Analizar el agua de su piscina 2-3 veces a la semana en verano y una vez a la semana durante el invierno es importante para mantener el equilibrio adecuado en el agua, evitar las algas y asegurar el bienestar de los nadadores.

Las tiras reactivas son una manera rápìda de analizar los niveles de desinfectante, de pH y la alcalinidad total del agua. Los análisis también nos indican los niveles de calcio (la dureza) y nos permiten detectar la presencia de metales.

Equilibrio de pH

El primer paso para conseguir un agua limpia, clara y respetuosa con la piel consiste en regular el pH de la misma. El valor correcto debe situarse entre el 7,2 y el 7,6 para garantizar que el resto de medidas aplicadas funcionen de forma efectiva. Tabletas de cloro, electrólisis salina y oxigeno activo sirven para desinfectar el agua.

Si el pH del agua es demasiado elevado, los bañistas podrían sufrir irritación en la piel y los ojos, el efecto de los productos desinfectantes disminuirá, se formarán incrustaciones calcáreas y las aguas se enturbiarán. Por el contrario, si el valor del pH es demasiado bajo aumentará el riesgo de corrosión, habrá un deterioro del vaso, y también se producirá irritación de ojos y piel.

Desinfección del agua

El agua de nuestra piscina puede convertirse en el medio de vida ideal para una gran variedad de microorganismos. Lo importante es mantener el residual de cloro libre entre 0.5-1.0 ppm en el agua para que esté desinfectada y tenga poder desinfectante. De esta manera, evitaremos que el agua se enturbie y que aparezcan algas.

Para mantener un proceso continuado de desinfección durante toda la época de baño hay hay varios métodos: las tabletas de cloro, un aparato de electrólisis salina o con oxigeno activo.

En caso de encontrarnos con algún problema de turbiedad o algas, es recomendable realizar un tratamiento de choque con dicloro granulado y añadir floculante líquido, con el fin de recuperar el buen estado del agua. Tras aplicar los productos, es importante realizar un filtrado durante pocas horas, posiblemente cepillar las paredes y el suelo de la piscina, y esperar 12-24 horas a que todas las impurezas precipiten, y mediante el limpiafondos llevar todo el precipitado directamente al desagüe sin que pase por el filtro.

También es importante recordar que la adición de productos químicos debe realizarse siempre en ausencia de bañistas.

Consejo: aprovecharemos más los efectos de los productos químicos si se añaden al agua después de la puesta del sol.

Prevención de algas

Si no queremos que las algas campen a sus anchas en nuestra piscina, es recomendable aplicar un algicida de forma regular. Las algas son un elemento de cultivo ideal para hongos y bacterias. Además, la radiación solar y el calor propios del verano favorecen su aparición. La adición del algicida debe estar acompañada con la presencia de desinfectante, como el cloro o el bromo, en el agua para conseguir un efecto sinérgico de ambos productos y aumentar la eficacia del algicida.

Agua cristalina

En una piscina pueden aparecer turbiedades. Las causas son por problemas de pH altos, filtración pobre, contra-lavados de filtros inefectivos y formación de algas, se manifiesta en muchos casos por la presencia de partículas diminutas suspendidas en el agua. La adición de un floculante hace las partículas más grandes, de manera que el filtro las pueda retener, y así clarifica el agua, eliminando también los iones metálicos oxidados que el filtro por sí solo no es capaz de retener.

.

En Centro de jardinería Sánchez disponemos de una sección dedicada en exclusiva al cuidado y mantenimiento de piscinas.

Aquí encontrarás todos los productos y herramientas necesarios para llevar a cabo cualquier mantenimiento y cuidado de tu piscina: cloro, filtros, bombas de agua, kits de análisis del agua, alguicidas, productos que modifican el ph del agua, limpiafondos y un largo etcétera.

Además de todos los productos necesarios aquí siempre encontrarás a un experto que te asesorará a la hora de escoger el mejor tratamiento, producto o herramienta para el cuidado de tu piscina.

Ven y disfruta de tu piscina este verano.

¡Te esperamos!

Y recuerda:

Todo lo que necesites para tu jardín lo encontrarás en Jardinería Sánchez.

Vive en tu jardín.

Planta del mes: la madreselva

Planta del mes: la madreselva

La Madreselva (Lonicera caprifolium) es una planta perteneciente a la familia botánica Caprifoliaceae, y es originaria de Europa meridional.

Características

Es un un arbusto trepador de rápido crecimiento que tiene las hojas perennes, con forma oval, glaucas y brillantes por debajo.

Florece durante la primavera, desprendiendo un aroma muy agradable, sobretodo por la noche. Sus flores pueden ser amarillas, blancas o rojas. El fruto es una baya anaranjada o rojiza que, aunque pueda aparentar tener muy buena pinta, en realidad no es comestible.

La madreselva es una trepadora excelente para tener en los jardines. Gracias a su reducido tamaño y a ser una planta siempreverde, hará que el rincón se vea muy bonito, exótico incluso cuando esté llena de flores.

Las flores de la madreselva tienen interesantes propiedades medicinales. Se han utilizado y se utilizan hoy día para aliviar los síntomas de: gripe, infecciones respiratorias, hepatitis, reuma. Además, también ayudan a dormir y a estar más tranquilos.

Donde ubicarla

Hay que protegerla del sol directo. Necesita mucha luz, pero que le llegue filtrada. Estando expuesta directamente al sol su crecimiento es prácticamente nulo, y puede acabar sin hojas a menos que se le ponga una malla de sombreo por encima para evitar que sufra una insolación.

Resiste sin problemas las heladas de hasta -15ºC.

Importante colocarla cerca de alguna superficie por donde pueda trepar, como un árbol, una pérgola o una celosía.

 

El riego

El riego será regular, evitando el encharcamiento. Tolera mejor la sequía que un suelo permanentemente húmedo. Por ello, se recomienda regar cada 3 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

Usar preferentemente agua de lluvia, pero si no puedes conseguirla, llena un cubo con agua del grifo y déjalo reposar durante una noche. Al día siguiente podrás usar la que esté en la mitad superior del cubo.


Poda

Esta es una planta que necesita podarse de vez en cuando para que tenga una forma tupida. Hay que hacerlo en primavera, antes de que reanude su crecimiento, con la ayuda de unas tijeras podadoras, y siempre y cuando tenga una altura mínima de 60cm.

 

Tareas del jardín en junio

Tareas del jardín en junio

Con sus calores todavía suaves, junio permite hacer mucha vida al aire libre en el jardín o la terraza. Las plantas están radiantes, pero hay que protegerlas de la competencia de plagas y malas hierbas.

 

TAREAS GENERALES DEL MES

Prestar atención al binomio temperatura-lluvias y vigilar la irrupción de las plagas son las tareas más importantes que las plantas ornamentales y del huerto demandan este mes.

Controlar las plagas y enfermedades. Mantén la vigilancia aunque hayas realizado tratamientos preventivos. Apenas veas que han hecho acto de presencia toma medidas inmediatamente. En tu centro de jardinería te aconsejarán. Existen múltiples recursos para combatirlos, desde remedios caseros a fitosanitarios ecológicos y control biológico de plagas.

Eliminar las malas hierbas. Compiten con las plantas del jardín y el huerto por el agua, la luz y los nutrientes. Elimínalas antes de que semillen. Erradicarlas garantiza un jardín más sano y aseado.

Vigilar el riego. El calor empieza a apretar en algunas zonas de España y las plantas necesitan mucha más agua. No te descuides con el riego, sobre todo si no llueve, hace viento o mucho calor.

Recuerda que las plantas que viven en tiestos están más expuestas a las consecuencias de la falta de agua. Evita mojar las hojas y las flores y dirige el chorro al sustrato (y no al cuello de las plantas).

El riego automático te quitará trabajo y ahorrarás tiempo y dinero: utiliza aspersores bien solapados para el césped, y goteo para los parterres, macizos, setos y huerto, así como en las jardineras y tiestos de la terraza.

Abonar. Plantas de flor, plantas verdes de interior, hortícolas y césped deben recibir su ración de nutrientes.

Acolchar el suelo. Una capa de cortezas, bolitas de arcilla o piedra volcánica ayudará a mantener la humedad del suelo y contribuirá al control de las malas hierbas.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Recortar setos y topiarios

Los setos y figuras topiarias deben repasarse ahora que están brotando hojas nuevas, para que ganen densidad y no pierdan forma. Es el caso del boj, aligustre, arizónica, tuya, tejo, pero también de los que ya han dado flor.

boj

Toca lo necesario los que estén en plena floración o vayan a dar bayas en otoño (las piracantas, por ejemplo).

Podar los arbustos que ya hayan dado flor

Solo si fuera necesario (no es imprescindible ni obligatorio), poda las glicinias, lilos, forsitias, camelias, membrilleros del Japón, espíreas, es decir, los arbustos y trepadoras que han florecido al comienzo de la primavera.

Guiar y sujetar las trepadoras

Las trepadoras de tallos volubles o vigoroso crecimiento (glicinias, bignonias, clemátides), que están en plena floración o emitiendo tallos y hojas, deben ser guiadas y sujetadas a su soporte.

Las sujeciones antiguas deben ser revisadas. Así evitarás que se enmarañen o las venza el peso. Si se desarrollan demasiado a lo mejor tienes que recortarlas, en ese caso asesórate sobre cómo conviene hacerlo según la especie.

 

Plantas de flor

Para llenar el jardín y los tiestos de la terraza de color, nada mejor que las vivaces y plantas de temporada: geranios y gitanillas,petunias, alegrías guineanas (Impatiens hawkeri), gazanias, calibrachoas, coreopsis, messem, begonias de flor y muchas clases de margaritas están en su apogeo.

Solo tienes que pasarte por tu centro de jardinería y escoger.

Prepara los parterres y tiestos: retira los bulbos de primavera, mulle bien la tierra, elimina las malas hierbas y mézclala con abono orgánico.

abono-especifico-plantas-con-flor

Para que la producción floral de tus vivaces y anuales sea abundante y se prolongue mucho tiempo dales abono especial para plantas de flor, pinza las flores marchitas y secas.

Riégalas periódicamente. Intenta no mojar las flores, especialmente las que son muy densas, como los geranios y claveles. Evita los encharcamientos.

 

Plantas de interior

Tus palmeras necesitan sustrato nuevo

Cada dos a tres años, tu areca, chamaedorea, livistona, agradecerán que se les renueva la capa superior del sustrato. Retira los primeros cinco centímetros de tierra, con cuidado de no herir las raíces, y reemplázalo por uno nuevo.

Si el tamaño de la palmera lo permite, cada dos o tres años cámbiales totalmente el sustrato; mayo y junio son los meses ideales para hacerlo; la excepción es la kentia, que sufre mucho con los trasplantes.

kentias

Las temperaturas de mayo y junio propician la emisión de numerosas raíces, lo que favorecerá el arraigo. Ata las palmas para que no se quiebren durante el proceso y protégelas. Si humedeces el cepellón te resultará más fácil extraerlas del tiesto; intenta que no se deshaga, de modo que no lo satures de agua.

Procúrales más humedad ambiental

La falta de humedad provoca resecamiento o puntas quemadas en las hojas de las plantas de interior, especialmente aglaonemas, begonias rex, calateas, drácenas, alocasias, palmeras en general, especies de origen tropical en su inmensa mayoría.

Con la ayuda de un humidificador o de pulverizaciones frecuentes con agua descalcificada o destilada podrás proporcionarles bienestar; no mojes las flores ni las hojas si son pubescentes. Si las agrupas, contribuirás a que se genere un microclima más húmedo.

 

Huerto

De tu huerto a tu mesa

Fresas, pepinos y lechugas de ciclo primaveral están en su momento más apetitoso, ¡disfrútalas! Si sembraste zanahorias y remolachas en marzo, o calabacines y rabanitos en abril, ya puedes cosecharlos también. Recoge las judías verdes antes de que granen.

Colocar tutores a las tomateras

Si en mayo has llevado los plantones de tomateras al terreno, ya es momento de colocarles tutores o sujetarlos a un soporte o enrejado para que la planta se desarrolle mejor y obtengas unos tomates de mayor calidad.

Conviene eliminar los brotes laterales y dejar uno o dos tallos principales para conseguir frutos de mayor calidad.

Aligerar los frutales

Para que la cosecha sea de mayor calidad y más abundante conviene que descargues ahora las ramas de los ciruelos, melocotoneros, albaricoqueros, manzanos, perales… eliminando selectivamente los frutos más pequeños y deformes.

Además, le evitarás al árbol el riesgo de que se le parta una rama por exceso de peso.

 

El césped

Una cuidada ‘alfombra verde’

Para contrarrestar el efecto del calor, el pisoteo continuo y la aparición de malas hierbas, siega la hierba una vez por semana o cada 10 días.

Riégala diariamente si no llueve.

Existen mezclas de semillas y variedades de cespitosas más adaptadas al clima de la meseta o la costa mediterránea y que, por tanto, demandan mucho menos trabajo.

Recuerda que en Centro de Jardinería Sánchez dispondrás de todo lo que necesitas para el cuidado de tu jardín.

¡Te esperamos!

Jardinería Sánchez, vive en tu jardín.